es.detiradugi.com
Artículos Sobre La Aptitud Y El Cuerpo Humano


Ácido Linoleico - Qué es, para qué sirve, alimentos, beneficios y consejos

Tener una alimentación completa y saludable es fundamental para garantizar el buen funcionamiento de los diversos procesos del metabolismo, ayudando también en la prevención de numerosos problemas de salud. Las investigaciones científicas muestran que muchos alimentos e ingredientes alimentarios desempeñan un papel preponderante en la reducción del riesgo de enfermedades y en el tratamiento de diversos problemas de salud. Hay varios nutrientes que necesitan ser adquiridos a través de los alimentos y que no se producen en el organismo, como es el caso de algunos ácidos grasos.

Conozca lo que es el ácido linoleico, sepa para que sirve este ácido graso y entienda más sobre los beneficios de este nutriente.

¿Qué son los ácidos grasos y qué es el ácido linoleico?

Los ácidos grasos son componentes lipídicos presentes en diversos alimentos y que desempeñan funciones muy importantes en la estructura de las membranas celulares y también en los procesos metabólicos. Ellos son llamados esenciales porque no son sintetizados por el organismo.

El ácido linoleico y el ácido alfa-linolénico están presentes tanto en especies vegetales como animales dentro de la alimentación. Las hortalizas con hojas de coloración verde oscuro, los cereales y las leguminosas son ejemplos de óptimas fuentes de estos ácidos grasos.

Aunque las hortalizas presentan pequeñas cantidades del ácido alfa-linolénico, el consumo de vegetales puede contribuir bastante a la ingestión de este ácido graso, siendo encontrado en el berro, la col, la espinaca, el brócoli y la lechuga. Entre los cereales y leguminosas, la avena, el arroz, el frijol, el guisante y la soja son excelentes fuentes de este ácido. Los aceites vegetales también contienen buenos contenidos de ácido alfa-linolénico, así como los alimentos de origen animal como peces y aves.

El ácido linoleico, conocido como 18: 2 n-6 AL, y el ácido alfa-linolénico, conocido como 18: 3 n-3 AAL, son fundamentales para mantener las membranas celulares con funcionamiento normal, además de ser importantes para el mantenimiento de las membranas celulares, las funciones cerebrales y la transmisión de los impulsos nerviosos. Estos ácidos grasos también actúan en la transferencia del oxígeno atmosférico al plasma sanguíneo, en la síntesis de la hemoglobina y de la división celular. Este ácido graso se utiliza en la biosíntesis de ácido araquidónico y, por lo tanto, algunas prostaglandinas, leucotrienos y tromboxano.

En cuanto al número de insaturaciones, el ácido linoleico y el ácido alfa-linolénico se denominan genéricamente de ácidos grasos poliinsaturados, así como los otros ácidos que presentan dos o más insaturaciones en su estructura química.

Los ácidos grasos poliinsaturados no pueden ser sintetizados por el organismo, aumentando su necesidad diaria. Las dos principales familias de ácidos grasos se representan cada una por un ácido esencial, el ácido linoleico en la familia omega-6 y el ácido alfa-linolénico en la familia omega-3.

¿Cuáles son los beneficios de los ácidos grasos?

Muchas organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza Global por la Mejora de la Nutrición (GAIN) están lanzando programas de alcance mundial para fortificar alimentos básicos, para tratar enfermedades causadas por problemas de desnutrición. Muchos ingredientes pueden retardar el surgimiento de enfermedades como el cáncer, la diabetes y la osteoporosis, entre ellos los ácidos grasos como el ácido linoleico.

Hay varios tipos diferentes de ácidos grasos omega-6, siendo buena parte de ellos encontrados en la dieta. El ácido linoleico se puede encontrar especialmente en los aceites vegetales, entre ellos el girasol, el maíz, la soja, y los alimentos que se hacen en las conservas de aceites. El ácido linoleico se convierte en el organismo en otro ácido de la familia omega 6, llamado ácido gamma-linoleico, siendo luego transformado en el organismo en ácido graso araquidónico.

El aceite de prímula es la forma más popular de suplemento encontrado de ácido graso esencial omega-6, siendo rico en ácido linolénico y ácido gamma-linolénico (GLA). Este aceite viene aumentando su popularidad en función de los innumerables beneficios que contiene, pudiendo ayudar en la reducción de la tensión premenstrual, en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, en la reducción de las inflamaciones y en el tratamiento de problemas de piel.

El omega-6 ofrece diversos beneficios a la salud y es fundamental para el buen funcionamiento del organismo. Esta familia de ácidos grasos actúa en la formación de las membranas celulares, en la síntesis hormonal, en la adecuada formación de la retina, en el funcionamiento de las funciones cerebrales, en la transmisión de los impulsos nerviosos, entre otras funciones. A continuación, algunos de los beneficios de la familia omega-6:

- Ayuda en la prevención de la osteoporosis

Diversas investigaciones muestran que las personas con deficiencia nutricional de ácidos grasos tienen mayor probabilidad de desarrollar osteoporosis. Un grupo de mujeres de más de 65 años que utilizaron suplementos con ácidos grasos omega-3 y omega-6 tuvieron una pérdida de hueso menor en tres años en comparación con un grupo que utilizó un placebo.

- Estimula la reducción de la presión arterial

Los estudios muestran que el consumo de omega-3 combinado con omega-6 ayuda a reducir la presión sanguínea. Estos ácidos grasos reducen las placas de grasas en las arterias, ayudando en el tratamiento de la hipertensión y también en la prevención de numerosos problemas cardiovasculares.

- Mejora la concentración y el foco

El ácido linoleico actúa en diversas funciones en el organismo, incluyendo las funciones cerebrales y las funciones del sistema nervioso, mejorando el foco, la concentración y la memoria. Además, algunos estudios muestran que los niños con el síndrome de hiperactividad y déficit de atención presentan niveles más bajos de ácidos grasos esenciales en el organismo, tanto de la familia omega-3 y de la familia omega-6.

- Reducir las tasas de colesterol

Los estudios demuestran que es importante que exista un equilibrio entre los ácidos grasos omega-6 y los ácidos grasos omega-3. Estos ácidos actúan para ayudar en la reducción de los niveles de colesterol total y del colesterol malo (LDL).

Los ácidos poliinsaturados no forman depósitos de grasas que obstruyen las arterias, como ocurre con el consumo de ácidos grasos saturados que están presentes en los alimentos de origen animal.

- Ayudan a prevenir la obesidad

El ácido linoleico, así como otros ácidos grasos de la dieta, normalmente están conectados a dos o tres gliceroles, siendo clasificados como diglicéridos o triglicéridos, dependiendo del número de gliceroles presentes.

Una encuesta realizada con un grupo con 177 personas obesas que utilizaron un suplemento de ácido alfa-linolénico mostró que éstas redujeron la masa grasa en los órganos internos, el peso corporal, la medida de la cintura y las tasas de triglicéridos en la sangre. Se cree que este ácido graso puede romper la grasa y aumentar la producción de calor en el intestino, aumentando el gasto calórico.

- Mejora el aspecto de la piel

La baja cantidad de ácidos grasos en el organismo está asociada a la piel seca y al aspecto envejecido. El aceite de linaza, por ejemplo, es rico en ácido alfa-linolénico, pudiendo auxiliar en la disminución de la inflamación de las células de la piel, promover la regeneración del tejido y mejorar el aspecto físico.

Un estudio mostró que la suplementación con este aceite mejoró significativamente la sensibilidad, la hidratación y el aspecto de la piel.

conclusión

Los ácidos grasos son componentes lipídicos presentes en diversos alimentos y desempeñan funciones muy importantes en la estructura de las membranas celulares y en los procesos metabólicos. Ellos son llamados esenciales porque no son sintetizados por el organismo.

Las hortalizas con hojas de color verde oscuro, los cereales, las leguminosas, los peces y las aves son ejemplos de óptimas fuentes de estos ácidos grasos, y con ello traen innumerables beneficios a la salud, ayudando en la reducción de las tasas de colesterol, previniendo la osteoporosis, mejorando la concentración y el foco, entre muchos otros.

Referencias adicionales:


Ácido Linoleico - Qué es, para qué sirve, alimentos, beneficios y consejos

Ácido Linoleico - Qué es, para qué sirve, alimentos, beneficios y consejos

Tener una alimentación completa y saludable es fundamental para garantizar el buen funcionamiento de los diversos procesos del metabolismo, ayudando también en la prevención de numerosos problemas de salud. Las investigaciones científicas muestran que muchos alimentos e ingredientes alimentarios desempeñan un papel preponderante en la reducción del riesgo de enfermedades y en el tratamiento de diversos problemas de salud. Hay

(Energía y Resistencia)

Cistina: Qué es, para qué sirve, beneficios y efectos colaterales

Cistina: Qué es, para qué sirve, beneficios y efectos colaterales

La cistina es un aminoácido, uno de los pocos que contiene azufre, que no es esencial, es decir, puede ser sintetizado por el organismo a partir de otras moléculas. Sin embargo, la cistina también se obtiene a partir de la alimentación, estando presente en huevos, carnes, productos lácteos y cereales integrales. El

(Energía y Resistencia)