es.detiradugi.com
Artículos Sobre La Aptitud Y El Cuerpo Humano


10 Barreras Mentales que atrapan a adelgazar y a la salud

La mayoría de la gente ciertamente ya está cansada de saber que para adelgazar es importante hacer ciertos cambios en la rutina, como tener una alimentación sana y balanceada y practicar ejercicios físicos. El problema es que no es tan simple abandonar costumbres antiguas y adherirse a nuevas, y durante el proceso podemos crear algunas barreras mentales que dejan el cambio aún más difícil.

Vamos a hablar sobre 10 de esas barreras mentales que entorpecen el adelgazamiento y lo que se puede hacer para superarlas abajo:

1. Resistencia al abandono de los viejos hábitos

Cuando ciertos hábitos forman parte de la vida de una persona desde hace mucho tiempo, están enraizados en la rutina y en la mente de tal manera que abandonarlos simplemente no parece bueno para ella. Si estas costumbres son tener una alimentación equilibrada y práctica de actividad física regular, no hay ningún problema, ya que esto ayuda a ser sano y mantener la buena forma.

La cuestión es que cuando no son tan beneficiosos, como no tomar el desayuno antes de salir al trabajo, se empantan de golosinas durante los refrigerios, usar los momentos de descanso para dispersarse en el sofá de la sala en lugar de ejercitarse, y abusar de las comidas calóricas, dejando de lado las más saludables como verduras, frutas y cereales - mantenerlos sólo traerá perjuicios.

Por más que sea fácil hacer una lista con los viejos hábitos que no son nada buenos, deshacerse de ellos ya es otra historia. Para empezar, la sugerencia es buscar descubrir las causas de esas costumbres, el porqué de usted los posee, las situaciones que los propician y pensar cómo podría hacer para cambiarlos.

Después de eso, usted puede tratar de levantarse temprano para tomar el desayuno, cargar frutas en la bolsa para la hora de la merienda y evitar pasar frente a las tiendas de dulces en el intervalo del trabajo. También da para llegar a casa y, en lugar de jugar en el sofá, tomar un baño relajante y salir a una caminata y aún comprar más alimentos saludables y menos golosinas y dejar los primeros siempre a la vista en el armario y en la nevera.

2. No querer ser el aburrido de la clase

Tener una vida social, mantener una buena relación con los demás y la voluntad de pertenecer a un grupo son cosas que importan para la mayoría de las personas. Esto es normal, benéfico y forma parte de la vida del ser humano. Y es justamente por eso que para algunos tienen que ir contra lo que la mayoría de sus amigos piensa o hace y ser tachado como el "aburrido" de la clase no es algo que agrada mucho.

Pero hay que tener en mente que quien desea adelgazar está sujeto a pasar por situaciones como esta de vez en cuando. Por ejemplo, al salir a comer, usted puede ser el único en cambiar la hamburguesa por una ensalada o ser la persona que rechaza el pedazo de pastel en una fiesta de cumpleaños.

Al principio probablemente será más difícil y los amigos podrán mirar torcidos o hacer comentarios implicantes. Sin embargo, si usted insiste y mantiene los nuevos hábitos, conforme el tiempo va pasando tanto ellos como usted se acostumbrará y ellos incluso podrán tener en usted un buen ejemplo de vida sana.

3. Miedo de la grasa

De tanto oír en la prensa, de médicos, especialistas y conocidos que la grasa hace mal, usted puede poner en su cabeza que el nutriente no tiene nada bueno que ofrecer al organismo y que por eso es el gran villano de la buena forma. Sin embargo, hay que tener en cuenta que ejerce importantes funciones en el organismo: es una fuente de energía y ayuda a la absorción de vitaminas.

Por lo tanto, trate de obtener el nutriente a través de alimentos sanos como el aguacate, el salmón, las almendras y el aceite de linaza, por ejemplo, para que usted no sólo pierda peso, sino que lo haga con salud.

4. Comer para sentirse bien

Si usted es de aquellos que desconta en la comida sus frustraciones o come para sentirse mejor cuando está triste o estresado, sepa que ese hábito hace que su pérdida de peso sea mucho más difícil. Esto es porque no tiene cómo controlar cuando se siente mal y si cada vez que tiene un problema de resolver devorar un pastel o salchichas, la pérdida de peso tan deseada probablemente no sucederá.

Para cortar esta costumbre hay que ir más profundo en la causa del problema e identificar por qué usted desconta sus emociones en la comida. ¿Se siente triste por estar solo? ¿El estrés viene debido a la acumulación de trabajo? Intenta descubrir la razón que te deja mal y en vez de usar la comida para sentirte mejor, busca otras formas de consuelo como una conversación con un amigo o un hobby que te haga relajar. Si percibe que el caso es más serio, no deje de buscar ayuda profesional con un psicólogo.

5. Si sostiene a lo que funcionó en el pasado

Cuando el primer intento de perder peso para una persona es correcto, puede encontrar que encontró la única fórmula del éxito y decidir mantener ese método por el resto de su vida. Y no hay ningún problema en eso, mientras está funcionando. Sin embargo, con el paso de los años y los cambios naturales del cuerpo, esa primera dieta o programa de entrenamiento puede no ser tan eficaz así, y mantenerse preso a ella ciertamente no traerá resultados tan buenos como antes.

Si usted está tratando de adelgazar usando algo que ha funcionado en el pasado, pero ya ha notado que los resultados tardan en aparecer, trate de buscar otros métodos o formas de mejorar su programa. Intente nuevos ejercicios, pase a mirar no sólo la cantidad de calorías de los alimentos, sino también su contenido nutricional y no deje de pedir la ayuda de un nutricionista y un personal trainer para alcanzar lo que desea.

6. Pensar en desistir

Para algunas personas, la pérdida de peso puede ser más rápida que para otras, ya sea por la dieta elegida, el programa de ejercicios físicos o debido a las diferencias en el metabolismo y el organismo de cada persona. Si en su caso, los kilos más tardan en irse, es posible que usted ya haya pensado en desistir.

Sin embargo, antes de tirar la toalla, recuerde todo el esfuerzo que usted ya ha hecho y tenga en cuenta que el adelgazamiento no es el único beneficio que usted saca de la alimentación equilibrada y de la red. También te ayudan a ser más sano y estar más dispuesto en tu día a día.

Si usted era sedentario y hoy practica actividad física, probablemente se siente mejor al subir las escaleras o al caminar por la ciudad. Aproveche estas ventajas, siga adelante y sepa que una hora u otra los kilitos extras desaparecerán.

7. Vergüenza de ir al gimnasio

Algo que asusta a algunas personas en relación a la academia es la posibilidad de encontrar allí chicos sanos y musculosos y mozas magras exhibiendo sus barrigas secuelas y sentirse intimidados por ellos. Pero antes de poner lombrices en la cabeza y no frecuentar el lugar por vergüenza, es importante saber que en el establecimiento también se encuentran personas con cuerpos normales, que así como usted están allí para tratar de deshacerse del exceso de peso y tener una buena forma.

No tiene otra manera de acabar con la vergüenza a no ser enfrentarla. Para hacer el desafío menos difícil, intenta encontrar a un amigo o pariente para acompañarte por lo menos en los primeros días en la academia y no empieces a entrenar solo y de cero, pide la ayuda de un entrenador personal y tienes un programa de entrenamiento específico, que te ayuda a conseguir los resultados que desea.

8. Ser ocho o ochenta

Cuando una persona resuelve ser muy radical y se adhiere a una dieta muy rigurosa o un programa de entrenamientos muy pesado, corre el riesgo de tener más dificultades que lo necesario para conseguir perder peso.

Es que no hay que ser ocho o ochenta para conseguir perder peso. Se puede comenzar poco a poco haciendo cambios graduales en la dieta, hasta llegar a un punto en que las comidas saludables se incluyan naturalmente en el menú. Lo mismo vale para la malla. El practicante puede comenzar con ejercicios más ligeros e ir aumentando la intensidad de los entrenamientos de acuerdo con la evolución de su acondicionamiento físico.

9. Estar depresivo

En muchos casos la depresión y la ganancia de peso se vinculan entre sí. Es porque una persona come demasiado por estar depresiva, porque entró en depresión justamente por estar por encima del peso o por el hecho de estar tomando algún antidepresivo que la haga engordar.

La solución para deshacerse del problema no es tan simple. No se puede esperar que la depresión pase con el tiempo o simplemente tratar de sentirse mejor solo. Por eso es fundamental buscar un psicológico y buscar el tratamiento adecuado para curar la enfermedad.

10. Comparar a los demás

En general, comparar a otras personas es un error, ya que cada ser humano es único, sea en relación a su organismo, la manera como se siente o los dilemas y experiencias que ha vivido. En cuanto a la pérdida de peso, el problema es que al quitar los ojos de usted y ponerse atención en el otro, es posible que desee imitarlo, cambiando su dieta y entrenamiento de acuerdo con lo que hace, y acabar frustrando por no ser como él.

Es necesario tener en mente que no es porque algo funcionó con un compañero que funcionará con usted y que el resultado que usted percibe en una persona no siempre apunta todo lo que ella tuvo que pasar para llegar hasta allí y ni siquiera la manera como ella se siente sobre sí misma.

El consejo que queda es tratar de mirar a usted, descubrir lo que sirve para usted y esforzarse por ser su mejor versión y no querer moldearse en patrones presentados por otras personas.

8 Recetas de Aperitivo Low Carb

8 Recetas de Aperitivo Low Carb

¿Qué tal preparar un aperitivo low carb para pellizcar en la merienda de la tarde o quién sabe servir para invitados en una reunión en casa sin huir de la dieta? Algunas de estas recetas pueden ser hasta excelentes opciones de entrar en una dieta baja en carbohidratos. A continuación encontrarás recetas de galleta de castañas, galleta de pollo, bollo de queso, palillos de calabaza, palillos de queso, berenjena gratinada, pizza con masa de coliflor fina y bolita de coliflor. Compr

(dieta)

Esta Barrinha de Cereal Super Potente Puede ser su nuevo aperitivo preferido

Esta Barrinha de Cereal Super Potente Puede ser su nuevo aperitivo preferido

Esta barra de cereales es una de las recetas más poderosas en relación a la cantidad de nutrientes que ofrece de todos los tiempos. Usted querrá una de ellas después de un largo paseo en bicicleta por el barrio, después de un buen e intenso entrenamiento, o en un día lluvioso cuando está con ganas de comer algo dulce y está de dieta, pero sigue siendo algo agradable. Estas

(dieta)